Nuestros mayores
en las mejores manos

Residencia - Faraján - Málaga

Hoy hemos realizado un taller para fomentar la interacción social de los residentes.

En el área de trabajo social son muy importantes estos tipos de actividades, por ello desarrollamos un ejercicio para que los residentes se relacionen entre sí, y creen y fortalezcan vínculos socio-afectivos.

Resaltamos la importancia de las interacciones sociales, ya que se crean lazos de unión entre compañeros, hace más ameno el proceso de adaptación al centro, y fomenta la participación en las actividades.

Gracias a ello, se disminuye el sentimiento de soledad, y los resultados son positivos, cambian su estado de ánimo, e incluso, a algunos les ayuda en el tratamiento y la prevención del deterioro cognitivo. 

Con el motivo de nuevos ingresos, hemos querido realizar esta actividad, para que así, los nuevos residentes tengan un período de adaptación mucho más llevadero.

La actividad ha consistido en jugar al famoso juego de ¿quién soy? o ¿quién es quién? A cada usuario se le ha repartido un papel con el nombre de uno de los residentes del centro, sin mirar quien le ha tocado, han tenido que hacer preguntas cerradas para averiguarlo.

Lo hemos realizado en dos partes, la primera con personas del centro y la segunda parte con personajes públicos o famosos.

Ha sido un ejercicio muy divertido donde han podido interaccionar entre ellos y lo han disfrutado al máximo mediante risas y bromas.

La segunda parte ha sido más dificultosa, ya que el campo de respuesta era más amplio, pero lo han resuelto a la perfección.

Han participado residentes de todas las edades, y se han ayudado unos a los otros mediante explicaciones y pistas.

 

Además se ha trabajado la capacidad del lenguaje, la comprensión y expresión, la atención y concentración. La memoria a largo y corto plazo, o memoria de trabajo por su importancia funcional en el procesamiento cognitivo.