Nuestros mayores
en las mejores manos

Residencia - Faraján - Málaga

Residencia · Cuidados

El pasado 9 de Marzo, acudimos junto a Analena Jiménez (Psicóloga) y Fátima Anaya (Terapeuta Ocupacional), al IES Gonzalo Huesa de Ronda, a explicar a menores de 2º ESO cuál es nuestro trabajo en la Residencia Valle del Genal de Faraján.

¿Por qué fuimos? Nuestro objetivo principal, es fomentar una sensibilización hacia nuestro colectivo de mayores desde edades tempranas, porque el desconocimiento de las situaciones que se viven,aunque sean personas ajenas a nosotros mismos, pueden ser una fuente de alimentación de estereotipos falsos, además, porque desde nuestro centro, pensamos que la vejez es una oportunidad, no un cúmulo de circunstancias negativas.

Dentro del trabajo del envejecimiento activo, nuestra idea es dar una imagen positiva de este sector, optimizando al máximo las oportunidades de salud, bienestar y participación. Porque sin querer, pensamos que cumplir años es una complicación en lugar de una ocasión para el crecimiento personal de cada uno de nosotros/as, y es fundamental mantenernos activos para sentirnos bien con nosotros/as mismos/as.

¿Para qué? Una de las asignaturas que imparten en el centro es de Libre disposición, en ella, se trabajan con los/as menores del centro asignaturas transversales como por ejemplo, el reciclaje. Así que, de manera conjunta, van a realizar juegos y actividades lúdicas para nuestros mayores del centro con materiales reciclados. Para ello, fuimos a explicarles cuáles son las características de los residentes a los que van a ir enfocados sus juegos, y buscando también, que a través de esas actividades vamos a fomentar áreas tan fundamentales para el mantenimiento activo de nuestros residentes, como son el cálculo, la psicomotricidad, la memoria o la atención, entre otras.

Por otro lado, consideramos muy necesario realizar Historias de Vida de nuestros usuarios del centro. Todos han vivido situaciones dignas de mencionar, la mayoría de ellos emigraron en su época sin apenas saber leer ni escribir, ni con los medios de transportes ni de comunicación que tenemos actualmente. Fueron personas realmente valientes, las que se fueron y las que se quedaron, porque su lucha fue fundamental para que nosotros tengamos los derechos y la asistencia que necesitamos, y pensamos que hacer un recorrido por su vida va a ser muy positivo para su propio autoconcepto y, esto, llevarlo al instituto, para que el alumnado conozca quiénes fueron, qué hicieron y cómo.