Nuestros mayores
en las mejores manos

Residencia - Faraján - Málaga

Hoy nos visita el coro rociero “Aires de la Sierra” de Cortes de la Frontera. Desde muy tempranito las trabajadoras se dan prisa por tenerlo todo a punto ya que hay mucho que organizar. Decoramos la sala con motivos rocieros, unos elaborados en el centro, y otros prestados por amigos, compañeros y vecinos que no dudaron en aportar todo lo necesario para la ocasión.

Los abuelos con la ayuda de las auxiliares se ponen bien guapos y arregladitos, ya que no se quieren perder detalle. Ilusionados e impacientes se ponen complementos relacionados con la actividad, mantoncillos, flores en el pelo, pendientes, "este collar me gusta a mí, es parecido al que yo tenía"... ,pulseras, "para mí aquél sombrero que me sienta mejor",…..¡¡pero qué coquetos son estos abuelos!!!.

El coro rociero “Aires de la Sierra”, lleno de de alegría y color la residencia. El repertorio de canciones del animado coro fue del agrado de cuantos estábamos en el centro, las canciones animaron y motivaron a los abuelos, tanto, que algunos salieron espontáneamente a bailar mientras otros le animaban dando palmas al ritmo de la música o cantando las canciones que se sabían para el asombro de los allí presentes. La musicoterapia es uno de los talleres que más fomentamos en la residencia, ya que les aporta los beneficios cognitivos, físicos, emocionales y sociales que ello conlleva con las personas mayores, además de hacerles participar en eventos actuales.

Fue un ejemplo de convivencia y alegría, que surgió con naturalidad y sencillez reflejándose en la satisfacción de todos los asistentes.