Nuestros mayores
en las mejores manos

Residencia - Villanueva del Trabuco - Málaga

Residencia · Cuidados

El pasado 24 de Octubre, tuvo lugar en la Residencia Nuestra Señora de los Dolores, la presentación del programa de terapia asistida por animales para personas mayores.

Se presentaron a los adiestradores de los perros (Jesús y Lidia), que son las personas encargadas de desarrollar las terapias, y se explicó en qué iban a consistir. Estas terapias se realizarán mensualmente, y por grupos reducidos, en función del grado de movilidad y deterioro cognitivo, y serán valoradas por la Psicóloga del centro que, junto con la ayuda de los adiestradores, determinaran la evolución en los residentes. 

La terapia asistida por animales (TAA), presenta númerosos beneficios psicológicos entre los que cabe destacar:

 • Aumento de la autoestima y del estado de ánimo.

 • Desarrollo de sentimientos de empatía, de respeto y habilidades de ocio.

 • Crecimiento de la implicación, iniciativa, autonomía, responsabilidad, confianza y seguridad.

 • Aumento de la estabilidad emocional, mejorando la salud mental y facilitando las relaciones interpersonales, la estimulación de la memoria, atención y concentración.

 • Reduce la ansiedad, el estado depresivo, el sentimiento de soledad y los comportamientos agresivos o la hiperactividad.

Durante la terapia, los adiestradores contaron a nuestros mayores la historia de cada perro, sus características, etc. Se acercaron para que cada uno de ellos los acariciase, peinasen, percibieran su calor, identificaran las diferentes partes del cuerpo e incluso le colgaran unos lazos y pinzas de colores que ellos mismos elegían, propiciando así el contacto físico con el animal y potenciando la estimulación sensorial, cognitiva y afectiva.

Ellos iban recordando y contándole a los adiestradores sus experiencias pasadas con perros, con lo que trabajaron también la memoria a largo plazo. Los residentes disfrutaron mucho de la visita de los perros. Ya con un primer acercamiento pudimos comprobar como obteníamos respuestas positivas de abuelos, que no habían respondido con mejoría a otras terapias.Pudimos ver cómo personas más introvertidas y nerviosas, cambiaban de actitud al contacto con los perros

El equipo de la Residencia está muy ilusionado con el comienzo de esta terapia en el centro porque sabe que va a ser muy positiva y beneficiosa para nuestros mayores. Agradecer a Jesús y a Lidia, nuestros compañeros de Clece, por su habilidad para hacer un trabajo tan maravilloso con animales en beneficio de otras personas.