Nuestros mayores
en las mejores manos

Residencia - Adra - Almería

Residencia · Cuidados

Cruz Roja organizó el pasado 11 de junio el “V Encuentro Provincial de Mayores, Cuidadores y Voluntariado”, evento que se constituye como convivencia intergeneracional en la que usuarios y usuarias, voluntariado y personas cuidadoras puedan compartir tiempo y estrechar lazos. Nuestros usuarios han tenido el placer de participar en el Encuentro los últimos cuatro años, desde que se pusiera en marcha un programa de actividades y colaboración de voluntarios de Cruz Roja con nuestro Centro, actividad que se lleva a cabo los jueves por la mañana. El evento tuvo lugar en el Club de Natación de Almería y la carpa Aniceto y acudieron más de doscientas personas procedentes de varios pueblos y asambleas de Cruz Roja del Poniente, tales como El Ejido, Vícar, Roquetas, Almería y Adra.

De nuestro Centro asistieron diez usuarios y tres trabajadoras de la Residencia y de la Unidad de Estancias Diurnas, los desplazamientos se realizaron en un autocar que Cruz Roja facilitó para todos participantes del pueblo, aproximadamente unas cincuenta personas. La salida de Adra fue a las 10: 30 y a la llegada al Club Náutico de Almería nos recibieron en los jardines ofreciéndonos un desayuno saludable y nos obsequiaron con una bolsa de tela roja para guardar los enseres. Sobre las 12:00 accedimos a una carpa grande con las sillas preparadas para realizar distintas actividades de ocio y animación sociocultural, entre ellas un taller de Pilates para mayores, otro de gimnasia con globos y una actividad de musicoterapia y animación con música, cante y baile coordinado.

A las 14:00 entramos al salón del almuerzo dónde las mesas estaban organizadas por pueblos; la comida consistió en varios entrantes, embutidos, berenjenas con miel y ensalada, un primer plato de salmorejo y un segundo de merluza con almejas, para terminar pan de calatrava y fruta de postre, con pan y bebidas variadas, disfrutando de un rico banquete. Nuestros mayores disfrutaron de lo lindo en la sobremesa, con la actuación de un dúo musical y bailando coplas, pasodobles y canciones modernas entre otras. La fiesta duró hasta las 18:00 y el viaje de vuelta fue ameno y muy divertido, lleno de anécdotas y muchas risas gracias al repertorio de chistes e historias que contaron algunos voluntarios.

A la llegada a nuestro Centro los usuarios transmitían gran alegría en sus rostros y refirieron habérselo pasado genial, por lo que no dudamos en repetir la experiencia en próximas ocasiones.